El asma es una de las principales enfermedades transmisible crónica  que provoca inflamación y estrechamiento de las vías que conducen el aire a los pulmones. La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que hay alrededor de 235 millones de personas con asma.

Entre los principales objetivos del “Día Mundial del Asma” se encuentran:

-Reducir los factores de riesgo que pueden desencadenar una crisis de asma.

-Promocionar la enseñanza del manejo ante una crisis de asma.

-Profundizar la relevancia de efectuar adecuadamente un tratamiento de prevención.

Este año la Iniciativa Global para el Asma (GINA), utiliza la palabra STOP con su símbolo internacional para indicarnos que hay que parar el asma. Esta palabra está compuesta por las siglas de una serie de palabras que dan las claves de cómo se puede parar o controlar el asma.